Identifica los tipos de contaminación alimentaria  y aumenta la satisfacción de tus clientes

Es importante conocer lo que puede afectar a la industria alimentaria,  saber  qué aspectos  se tienen que  cuidar  para que nuestro producto sea el mejor ante los consumidores. Durante el almacenamiento y distribución de ingredientes y materias primas es básico conocer las precauciones de manipulación y los tipos de contaminación que pueden poner en riesgo la mercancía.

Por ello,  a continuación te diremos los tipos de contaminación alimentaria que debes conocer para evitar la merma de tu producto y que además, al prevenirlas te ayudará a tener clientes satisfechos con la calidad:

Contaminación biológica, es la que proviene de los seres vivos, a veces microscópicos. Generalmente es causada por una manipulación incorrecta  de los alimentos, en los que se alojan microorganismos, insectos, parásitos, roedores y aves, que van creciendo y provocan (ETA) Enfermedades Transmitidas por Alimentos,  como pueden ser hepatitis, diarrea, salmonelosis y cólera.  Este tipo de contaminación puede  llegar a consecuencias trágicas como la muerte.

Contaminación química, es la presencia de productos químicos en los alimentos, nocivos o tóxicos a corto, mediano y largo plazo. Se pueden clasificar en naturales ( toxinas), alérgenos, pesticidas, productos para la limpieza y desinfección.

Contaminación física, es la presencia de cualquier objeto extraño en el alimento, susceptible de causar daño o enfermedad a los consumidores, como huesos, astillas, espinas, cristales, restos de envases, etiquetas, cinchos, plásticos, joyería, etc.  Las consecuencias pueden ser cortes de labios o lengua, atragantamiento, y en caso de ingesta, laceraciones en estómago.

En TFT Logística, contamos con Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), para garantizar productos seguros para el consumo humano.